BANDERA CANARIA BAJO EL MAR

Loading...

lunes, julio 30, 2007

NOVEDADES







ENTREVISTA SOBRE "MISTERIOS EN LAS RAÍCES DEL VOLCÁN" de Angeles Jurado a Felix Martín Arencibia en el periódico Canarias 7 del martes 24-7-07. En cuanto pueda lo escanearé y colgaré.
DOS NUEVOS ARTÍCULOS: "Pobreza y riqueza en Canarias", "Bukowski"

domingo, julio 29, 2007

ENTREVISTA EN CANARIAS7 SOBRE EL LIBRO "MISTERIOS EN LAS RAÍCES DEL VOLCÁN" DE FÉLIX MARTÍN ARENCIBIA POR PARTE DE L PERIODISTA ÁNGLES JURADO.


OPINIONES SOBRE SU OBRA Y ENTREVISTAS

A propósito de Nuevas aventuras de una pandilla canaria

La magia de Félix Martín Arencibia



Teodoro Santana



He dicho ya en otras ocasiones que la publicación de un nuevo libro es un motivo de celebración y alegría. Si esto es así siempre, lo es mucho más en una sociedad como la canaria en la que publicar significa enfrentarse a toda clase de obstáculos, dificultades y demonios: los demonios de la estrechez de miras y la desidia institucional, del capillismo servil, del autodesprecio del colonizado y del sectarismo contra los que se salen de las verdades oficiales y controlables.

Félix Martín Arencibia es un escritor comprometido. Comprometido con nuestra tierra, con nuestra historia, con nuestra cultura y con nuestra gente. Especialmente, como enseñante (y como podemos comprobar por este libro), con la gente del futuro: esas pequeñas personas en las que depositamos nuestras esperanzas y nuestra razón de ser. Pero, sobre todo, Félix Martín Arencibia es un magnífico escritor, articulista, narrador y poeta.

Tuve el privilegio de presentar su anterior libro Fantásticas aventuras de una pandilla canaria, donde hacían su aparición los protagonistas de esa simpática pandilla compuesta por Yanira, Rubén, Rita y Tanausú, que desarrollaban sus aventuras y trapisondas por Tamarán (Gran Canaria) y Chinet (Tenerife). Y lo menos que se puede decir de esas primeras aventuras es que eran verdaderamente fantásticas, ¡y muy divertidas!

Las Nuevas aventuras de una pandilla canaria se desarrollan ahora en la isla de Benahoare (La Palma). Y son, si cabe, aún más fantásticas y divertidas, manteniéndose dentro de nuestros referentes sociales, históricos, lingüísticos y culturales. Con una prosa magnífica y ágil y un maravilloso tratamiento de los diálogos, que parece más propio de la tradición anglosajona que de la literatura hecha en castellano (que siempre ha adolecido de malos diálogos, o de ninguno).

Nuevas aventuras de una pandilla canaria es una obra que se sale de lo que habitualmente se impone a nuestros niños: una literatura infantil de dudosa calidad, con pautas referenciales, identitarias y lingüísticas ajenas a nosotros, y que tiende a convertir a nuestras hijas e hijas en verdaderos alienígenas culturales con respecto a sus padres y abuelos.

Se dice que la verdadera patria es la infancia. Que nos reconocemos en lo que somos a partir de lo que recibimos en nuestra infancia. De ahí la importancia de lo que aprendimos de los cuentos de madres y abuelas. Pero los referentes de nuestros hijos, su memoria profunda, serán los “pokemon”, “homer simpson” o cualquier otra teleserie o libro infantil de moda (de moda por la presión publicitaria y de estrategia de venta de las editoriales). La verdad es que, dada la literatura infantil que llega a Canarias, casi es preferible que nuestros niños tengan como libros de mesa a los clásicos de la literatura, por “duros” que sean.

Félix Martín Arencibia nos devuelve el gusto por la buena literatura, se llame infantil, juvenil o adulta. Por la buena narrativa, contada a nuestra manera, en la que, junto a hechos tomados de las vivencias cotidianas y de la realidad histórica, se entremezcla un mitología de nuevo cuño para crear una nueva tradición. Una nueva tradición que muy bien puede ser oral, pues este libro no sólo sirve para los niños que ya saben leer, sino para que los padres podamos leérselo en voz alta a los más chinijos.

Nuevas aventuras de una pandilla canaria presenta cuatro características que lo convierten e un libro magnífico. En primer lugar, está construido, como ya he señalado, con un lenguaje de alta calidad, en el que la sencillez formal es un logro buscado y conseguido.

En segundo lugar, a diferencia de la costumbre tan en boga en la (mala) narrativa europea actual, ¡pasan cosas! Interviniendo a la vez nuestra realidad más cercana (y, por lo tanto, reconocible) con seres míticos y acontecimientos mágicos: brujas (que gran logro el del personaje de la Bruja Coruja), princesas, danzas mágicas, bosques umbríos, seres fantásticos (y a veces terribles), viajes en el tiempo… Una auténtica recreación de nuestro inconsciente colectivo, en los términos en los que lo concebía Jung.

En tercer lugar, en Nuevas aventuras… se manifiestan valores de especial trascendencia: amor a nuestra tierra, amor y reconocimiento a nuestra historia, amor por la paz y la solidaridad. Y, sobre todo, amor a nuestra gente, algo que combate frontalmente el autodesprecio y la endofobia en la que nos ha venido educando el sistema colonial en Canarias. Y que permite que las generaciones de canarios del futuro puedan entenderse, ser lo que somos. Y, tal vez, algún día llegar a la historia.

Y, en cuarto lugar, y en esto quiero hacer especial hincapié, estamos ante un libro escrito en nuestra forma del castellano, a contracorriente de la despersonalización lingüística a la que estamos siendo (otra vez en la historia) sometidos. Es terrible que desde las escuelas, desde las televisiones, desde las propias universidades, se intente borrar nuestro habla por considerarla inferior o “menos culta”, en lo que no cabe definir sino como racismo lingüístico.

La cosa ha llegado al extremo de que se extiende la falsa creencia de que es “más correcto” el uso del la forma “vosotros sois” de la 2ª persona del plural, al fin y al cabo un localismo español) que la forma canaria (y de la inmensa mayoría de los hispanohablantes) “ustedes son”. No sólo la forma nuestra es en realidad la “culta” y la forma española es la “vulgar”, en términos de lingüística académica, sino que, al fin y al cabo, el idioma es de los que lo hablan y no propiedad de los habitantes del país de los antiguos conquistadores (o sea imperialismo lingüístico).

En definitiva, un gran regalo este nuevo y maravilloso libro que nos brinda Félix Martín Arencibia. Y si esta entrañable pandilla canaria ya se dió una vuelta por Gran Canaria y Tenerife, y ahora se la da por La Palma, nos deja a todos con la miel en los labios para sus futuras aventuras. En manos de este gran escritor canario está el que podamos leerlas pronto. Y que las puedan disfrutar nuestros hijos.

Canarias, mayo de 2005

martes, julio 03, 2007

LO ÚLTIMO

Nuevo artículo: "Destrucción impune de nuestro patrimonio" Basado en la destrucción de los paneles de escritura Tifinah en el Macizo de Balos. Ha sido una catástrofe, un culturicidio del que nadie se hace responsable ni se da por enterado.
Presentación del libro "El Bernagal" de Francisco Tarajano Pérez: El martes, 26 en el Club de prensa. Homenaje de Asociación Hupalupa, Azarug, Faita. Presentaron el profesor chileno Oswaldo Rodríguez, el poeta Teo Santana, Gaucimara Vera de Azarug... Fue un acto emotivo como homenaje a los 83 años del autor.
Últimos artículos: "Literatura infantil y juvenil", "Carlos Guillermo Domínguez"