BANDERA CANARIA BAJO EL MAR

Loading...

viernes, marzo 26, 2010

LUNAS LLENAS DE ROSAS ROJAS Y BAJO PINOS AZULES

Amigo y amiga el amor, la pasión, la naturaleza y la solidari-dad son gozos y principios que alimentan nuestra vida. Disfrútenlos con estos versos:

LUNAS LLENAS DE ROSAS ROJAS

Muchos cuerpos se amontonan
cristalinos junto a las aguas
vestidas de esmeraldas
bajo el ardiente sol
que aún vuela en lo alto.

¡Nosotros retozamos confundiéndonos
en nuestros labios insaciables
de amores nunca satisfechos
soñando con lunas
pintadas de rosas rojas!

BAJO PINOS AZULES

 
Penetraremos hasta el interior
del cuerpo de nuestra Isla
y nos refugiaremos en los pechos
de nuestras erectas Cumbres.

¡Nos amaremos lentamente
bajo los pinos azules tocando
con sus manos nuestra pasión
subterránea nacida de girasoles
enardecidos por la pasión!


(del poemario "Bicácaro de amor apasionado")

Félix Martín Arencibia










martes, marzo 23, 2010

RAÍCES DE VOLCÁN DORMIDO-QUERIDO MAESTRO

Amigo-a visitante y lector les añado la penúltima entrega. El docente tienes sus sentimientos y sus gozos que quiere compartir contigo. Gracias por tu visita.

QUERIDO MAESTRO

...Por la tarde fue a la casa de Guayarmina que estaba a casi dos kilómetros de la escuela de Doramas Tejera, en el propio barranco.



─ ¡Cariño, qué bien te veo hoy! ─ le dijo nada más verlo.



─ ¡Tú hoy estás hecha una princesa guanche! ─ le contestó meloso.

Como siempre se abrazaron y besaron intensamente. Estuvieron mucho rato en silencio mirándose fijamente el uno al otro. ¡Acariciándose con sus miradas! Luego Doramas le contó entusiasmado lo que habían hecho en clase, ello a pesar de que los padres seguían pendientes de su forma de enseñar. Mientras ellos hablaban, de todos lados les miraban los ojos atentos de los más de cien gatos que tenía Guayarmina, que terminó quitando el enorme perro que tenía porque era un antipático con sus gatitos.

Guayarmina se puso a hacer unos bizcochos borrachos propios del lugar, pues sabía que le encantaban. Mientras, Doramas, sentado en el hermoso patio de flores, oía el canto del agua que corría cristalina por el barranco durante todo el año. También la música de los pájaros que desde la espesura de la arboleda y desde las alturas del palmeral le llegaba clara y sugerente. Se comieron los biscochos a dúo.

Cuando acabaron con los dulces corrieron unos tras otros por el enorme patio de flores y las más de ocho habitaciones que tenía la casa. Quedaron sin ropa de tanto tirarse de ella. Acabaron haciendo el amor como si fueron dos animalitos en la enorme caseta abandonada del perro antipático. Los más de cien gatos les miraban y maullaban rabiosos por los celos que le tenían a Doramas. La inmensa melena negra de Guayarmina le asemejaba a una leona peligrosa que arañaba a su pareja para que no parara. Él trataba de defenderse cumpliendo con el rito nupcial. Todo desembocó en un barranco furioso de gritos de satisfacción que se perdían en la espesura de la foresta. Cuando las últimas gotas de luz se enredaron entre las ramas, Doramas, sin despedirse, desapareció engullido por la negrura de Enac.



Cuando llegó a su casa el tema del conflicto con las madres le llevó a recordar lo que pasó en el barrio de la Tosca. Un mal día, a la salida de clase, una pareja, padres de varios de sus alumnos, se le atravesaron amenazantes delante del coche con unos palos en la mano. Tenían unos seis hijos de todas las edades. Alexis Ramírez, el padre, llamaba la atención por lo bajito y lo delgado que era, más parecía un adolescente con bigote. Virginia Rodríguez, su mujer, era todo lo contrario, muy alta y gordita. Rumores que circulaban por el barrio sugería que llegaba a pegarle a su marido.


(Del libro "Raíces de volcán dormido")

Félix Martín Arencibia

jueves, marzo 18, 2010

QUERIDO MAESTRO DE "RAÍCES DE VOLCÁN DORMIDO" (2ª ENTREGA)


Les invito amigos y amigas a continuar leyendo este relato en que se manifiesta la odisea diaria de un enseñante que tiene que enfrentarse a incomprensiones cuando quiere de una  forma distinta educar a sus alumnos. Como ser humano con sus sentimientos... Ánimo

QUERIDO MAESTRO (2ªentrega)

Tejera quedó pensativo tratando de adivinar preocupado el asunto que la madre pudiera venir a tratar con él. Reaccionó proponiendo:

─ Si no te importa la llamas para hablar con ella mañana a la hora del recreo.

Al día siguiente se presentó la mencionada madre.

─ Quería preguntarle ¿Por qué no usa los libros de texto? ¬─ le increpó en tono un tanto amenazante y yendo directamente al grano.

─ ¡No se preocupe, Mercedita, ya verá como al final de curso Iballa acabará aprendiendo todo el programa! ─ le contestó intentando tranquilizarla.

─ ¡Pues procure darse prisa, mi hija no puede perder más el tiempo! ─ le respondió y dándole la espalda salió de allí rápidamente.

Doramas y Guayarmina al encontrarse aquella tarde se besaron y abrazaron apasionadamente.

─ ¡Cariño, qué te pasa, te veo un poco raro!

─ ¡Nada, niña, no ocurre nada!

─ Te conozco y a mí no me engañas.

─ ¡Vale, ya sé que siempre consigues que te lo cuente todo!

Conforme le relataba a Guayarmina lo que le había pasado se fue calmando poco a poco. Hizo café y lo compartieron mirándose amorosa y serenamente a los ojos sin decirse nada. A pesar de todo no se amaron como lo habían hecho salvajemente tantas veces en los rincones más insólitos de aquella impresionante mansión.

Cuando las tinieblas de Enac se apoderaban de las últimas luces de la tarde se despidieron ardorosamente como si fuera la última vez que iban a verse. Guayarmina se marchó a dormir a su casa. A Doramas le costó coger el sueño. Le preocupaba la actitud de la madre que parecía dispuesta a todo. Le daba vueltas y más vueltas a las ideas sin llegar a algo concreto. Le venían a la mente otras situaciones... (continuará)
(Querido maestro forma parte del libro de relatos: "Raíces de volcán dormido")
Félix Martín Arencibia 

lunes, marzo 15, 2010

QUERIDO MAESTRO-RELATO DE RAÍCES DE VOLCÁN DORMIDO

Les dejo ahí un fragmento de mi relato "Querido maestro" que está incluío dentro de "Raíces de volcán dormido". Se trata de una creación literaria basada en la vida y anhelos de un enseñante vocacional. ¡Que la disfruten!



QUERIDO MAESTRO

Le persiguen, no sabe exactamente quiénes. Corre, se aproxima al risco. Ahora distingue dos sombras gigantescas. Se queda paralizado. Está al borde del precipicio. Se gira, lucha, lucha, lucha… Pierde sus fuerzas. ¡Está perdido! Intenta gritar pero no le sale voz alguna. Se despierta sudando, respira todavía asustado. La luz que se cuela por la ventana, le toca y le anima.

Doramas Tejera reacciona, da un salto y abre la ventana para que salgan los fantasmas que le perseguían durante su sueño. Al golpito se va sintiendo feliz contemplando cómo el dios sol, Magec, se posa orgulloso sobre las palmeras del horizonte cercano que se recortan sobre las montañas.

Es una de las pocas pesadillas que como pequeños posos le quedan de su pasado de maestro de escuela rural. Quizás simbolicen los retos imposibles que a sí mismo se impuso y a los que tuvo que enfrentarse.

Doramas Tejera tiene ahora sesenta y cinco años, apenas unas ligeras pinceladas blanquecinas salpican su cabello. En su redondeada cara luce un ligero bigote que se ha ido encogiendo con el discurrir del tiempo. Se conserva relativamente bien y tiene una salud pasable, tan sólo algún pequeño achaque. A veces, antes de dormirse evoca su pasado docente aún vivo: de claros y sombras, de felicidades y desdichas, de sus luchas casi épicas en pos de sus retos vocacionales.

Recuerda con cariño los primeros momentos en los que llegó a la localidad del Valle de las mil Palmeras, también conocida desde la época de los primeros habitantes por Tamaraney. El pago se hallaba situado junto al cauce de un arroyo de agua permanente, rodeado de un palmeral y algunos restos de un antiguo bosque muy frondoso. También disfrutaba de fértiles terrenos de cultivos de subsistencia, mientras otros se iban poco a poco dejando abandonados para ir siendo engullidos por la especulación urbanística. Consiguió alojarse en un enorme caserón solitario con tejado, corredor y una balconada. Se encontraba situado en lo alto de una pequeña colina desde la que se divisaba todo el valle donde se mezclaban la antigua arquitectura agrícola con otra carente totalmente de identidad. De todas maneras ¡Era un lugar maravilloso que le había llenado de energía y creatividad!

La escuela que le tocó era una antigua casa también de tejado. Se dividía en un salón grande donde se daban las clases y otro más pequeño donde se metían algunos trastos y a veces se utilizaba para algún taller escolar. El baño se encontraba a más de cincuenta metros en un pequeño cobertizo junto a una acequia que pasaba paralela al arroyo y donde iban a tener los residuos. Las otras escuelas se repartían por diversas viviendas del pueblo. Los maestros se reunían todas las semanas en un cuartito estrecho de la escuela de Miguel Artenara, el director.

En aquel comienzo de curso tenía como siempre la mente repleta de nuevos proyectos. Soñaba con una escuela ligada a la realidad cotidiana del niño, que proyectase valores como la justicia, la libertad y la democracia. Inició las clases procurando primeramente que los niños se conocieran a sí mismo, que pudieran describirse tanto física como psíquicamente. Se ayudaban unos a otros recordándose lo que no se habían dado cuenta. Eso fue lo que hizo la primera semana y le ayudó a crear un excelente ambiente en la clase.

A la semana del comienzo del curso el director le comunicó en un pequeño cuarto que hacía de despacho que una madre quería hablar con él.

─ No sé qué tema quiere hablar contigo, pero parecía un poco seria ─ le dijo.

(fragmento del relato "Querido maestro" del libro "Raíces de volcán dormido")
 
Félix Martín Arencibia


jueves, marzo 11, 2010

QUE LA NOCHE TRASPASE MI PIEL


QUE LA NOCHE TRASPASE MI PIEL

Llega la noche, oscuridad, tinieblas,
Miles de ojos centellean, acechan,
Amenazan con dentelladas.

Las estrellas visten la noche,
Se serena el ánimo, refresca el espíritu.
Levanta el vuelo el corazón dormido,
Atraviesa como lechuza el manto
Oscuro de la noche.

¡No quiero dormir, espero me inunde
La noche, me filtre, traspase mi piel!



¡Qué disfrute-consumo más barato,
Nos ofrece la siempre mágica noche!
¡De un euro, seguro nos puede sobraR!

(del poemario "Verdade verdes desde
el palmeral de Satautey")

Félix Martín Arencibia

lunes, marzo 08, 2010

HOMENAJE A LA ESCRITORA ENSAYISTA MARÍA ROSA ALONSO


HOMENAJE EL 12-03-10 A LA ESCRITORA CANARIA  ENSAYISTA MARÍA ROSA ALONSO: La escritora Mª Rosa Alonso cumplió cien años el pasado 28 de diciembre. Su enorme aportación cultural al Archipiélago Canario, España y Latinoamérica, le han hecho valedora para que el DÍA DE LAS LETRAS CANARIAS (21 de febrero) esté dedicado a ella y a su quehacer literario. Con tal motivo se celebró un acto en Casino de Sta Brígida con las siguientes actividades organizadas por ARAN CANARIAS:
Mesa redonda: Jose Luis Álamo, escritor y animador socio-cultural; Rafael Franquelo, escritor y Félix Martín Arencibia, profesor y escritor.
RECITAL DE POESÍA DE LOS POETAS: Félix Martín Arencibia, Andrea Déniz e Isabel Febles.
A continuación le añadimos el trabajo expuesto sobre el tema por Félix Martín Arencibia.


UNA MUJER TRABAJADORA: MARÍA ROSA ALONSO

Después del temporal y el viento huracanado de este febrero chiflado, Marzo nos está dando una pequeña tregua: Ahora el verde que viste los campos de nuestro Archipiélago nos sosiega y anima. Entretanto, Bentejuí Macías, el veterano bibliotecario, asomado a su balcón de las medianías, disfruta del paisaje y rumia en su cabeza los libros que ha estado hojeando de nuestra escritora María Rosa Alonso. Piensa que ella no pertenece sólo al mundo de los libros y las bibliotecas, que tenemos la suerte de tenerla con nosotros, con vida y trabajando a pesar de su longevidad (nada más ni y nada menos que cien años). Decide enviarle una carta que empieza diciendo:

Saludos Dª María Rosa Alonso:

Soy un amante de la literatura universal y en particular de la canaria. Espero se encuentre bien de salud, aunque no sea con grandes dosis como nos recuerda algunas veces. Me dirijo a usted con la intención de reivindicar su trabajo en pro de nuestras letras. He oído hablar de su modestia y no le va a agradar que hable de su persona y quizás se nos ponga un poco colorada. De todas maneras, corro dicho riesgo, y destaco una de sus labores sobre las otras: la de crítica, estudiosa, ensayista, antes que la de creadora o docente, que también las ha ejercido con dignidad.
Leer el resto del texto en siguiente portal :
 
 
 

domingo, marzo 07, 2010

EN EN PROGRAMA "BICÁCARO CULTURAL" LA ESCRITORA FRANCIS GRACIÁN

MIÉRCOLES 3-3-10: ENTREVISTA EN ÉL PROGRAMA BICÁCARO CULTURAL DE RADIO GUINIGUADA A LA POETA FRANCIS GRACIÁN con motivo de la presentación de su libro "Luna de otoño". Hermoso poemario donde la escritora dibuja sus apasiondas imágenes poéticas. La acompañó la también poeta Mª Jesús Lozano, secretaria de la Asociación Canaria de Poetas La Arcadia. El programa se repite este sábado 6-3-10 a las 15 horas. Quien desee oírlo de nuevo hágalo en la SONOTECA DE RADIO GUINIGUADA: http://www.radioguiniguada.com/