BANDERA CANARIA BAJO EL MAR

Loading...

domingo, junio 20, 2010

JOICE, FAULTNER, WILDE, CHARLAN DE LITERATURA


WILDE, FAULKNER Y JOYCE JUNTOS EN EL HYDE PARK


Oscar Wilde, William Faulkner y James Joyce se reúnen a conversar sobre literatura en El Hyde Park de Londres. Están sentados tranquilamente en un banco, cuando la primavera con su abigarrado vestido se acerca con prisas al cercano verano londinense.

OSCAR: A veces me pregunto amigos ¿Para qué tanto escribir?

JAMES: ¡Mira, Oscar a veces parece que sólo para comerse el coco!

WILLIAM: ¡James, para superar a todos los contemporáneos y antepasados!...

OSCAR: ¡No merece la pena tanta competición!

JAMES: ¡Quizás para liberarse del lavado de cerebro de los curas cómo hicieron conmigo que me dejaron destrozado!


WILLIAM: ¡No hay que andar con majaderías amigo! ¡Sobro todo ha de hacerse para superarse a si mismo!

OSCAR: ¡En eso estoy de acuerdo, pero sigues estando obsesionado con competir!

JAMES: ¡Sí, pero hay que ser verdaderamente profundos y buscar la belleza! ¡Hay que encontrar y la perfección en el fondo y en la forma!

OSCAR: ¡Sí, pero no ha de ser todo tan solemne! ¡Lo más importante es llegar con nuestra sensibilidad a los lectores!

WILLIAM: ¡Oscar, pero no por ello bajar el nivel!

OSCAR: ¡Esto me aburre un poco ya! ¡Mejor será oír los pájaros y contemplar la belleza de la naturaleza!

WIILLIAM: Mejor será irnos a escribir ¡Hay que poner un 99% de talento, un 99% de disciplina y 99% de trabajo si nos dedicamos a la literatura!
JAMES: ¡Te fallan ya las matemáticas amigo Willy! ¡Vámonos que se nos está yendo la pinza como dicen os joven o “se nos va el baifo como dicen Canarias!


Se levantaron despacito y un poco encorvados ya caminaron juntos entre los árboles y los cantos de los pájaros. Pensaban echarse otro café antes de irse a la casa a seguir creando sin teorizar.


Félix Martín Arencibia

martes, junio 01, 2010

EXTASIS ESPIRITUAL EN "SE SIENTA LA TARDE SOBRE EL OLEAJE VERDE"


SE SIENTA LA TARDE

Se sienta la tarde
Sobre la palmera
Que escurre entre sus hojas
Los rayos durmiendo
La siesta todavía.
Lo hace sobre la escalera
Donde refugia sus penas,
Derrama tenues lágrimas
Sobre su isla.

Se sienta la tarde
Sobre el oleaje verde
Que la brisa mece
Con latido tembloroso.
Se posa sobre los veroles
Resecos, sedientos de justicia,
Cansados de esclavitudes
Y desarraigos de emigraciones
Y miserias crónicas.

Se sienta la tarde
Sobre la memoria
De aquellos guanches
Primigenios pobladores residentes
De estos roques nuestros
Navegando a la deriva
Hacia futuros sin rostros.

Félix Martín Arencibia

Del poemario "Vuelos de palmeras"

II ENCUENTOR POÉTICO POETA FRANCISCO TARAJANO

TARAJANO Y NUESTRA IDENTIDAD (2)


Félix M. Arencibia

Tanausú Literario Rodríguez, el escritor isleño, observa cómo la tarde despierta de su siesta y se visten con los colores del fuego nuestras cumbres y barrancos. Mientras, sigue desgranando la obra de nuestro poeta Francisco Tarajano Pérez. Su poesía de alguna manera discurre por cauce propio, sin buscar la aprobación de la crítica o de las élites culturales. Así, nuestro poeta Pedro Lezcano, comenta lo siguiente de su poesía: “Ocurre que Tarajano se ha tomado en serio la verdad ya tópica de que el arte es comunicación. Y, con una formación universitaria y un amplio repertorio de países conocidos, ha escogido como destinatario de su comunicación al concretísimo pueblo que pisa los eriales de sus islas”.
Continuar leyendo en:
http://www.guiahistoricoculturaldetelde.es/index.php?option=com_content&task=view&id=6145&Itemid=1