BANDERA CANARIA BAJO EL MAR

Loading...

viernes, diciembre 31, 2010

EXTRAÑOS DRAGONES DE TIMANFAYA Y LOS PIRATAS BERBERISCOS

Queridos amigos: Les ofrezco, para que los degusten, unos párrafos del libro de Literatura infantil, juvenil, y para cualquier edad en la  que se sientan jóvenes. Su título es "Extraños dragones de Timanfaya".
¡Que lo disfruten!

PIRATAS BERBERISCOS BAJO LA CALIMA

Cuando llegaron ya se encontraba allí el diablillo Timanfaya en lo alto del castillo. Les hizo señas para que entraran. Como habían tomado los polvitos de la Bruja Coruja, la bruja buena, no hicieron sino tocar la puerta y se abrió.

─ ¡Venga, vamos a entrar rápido, antes de que el castillo se llene de agua! ─ les dijo Yanira decidida.

─ ¡Yo no entro, ahí tiene que haber mahios! ─ le respondió acongojado Rubén.

¬─ ¡No, chico, esto es un castillo antiguo y aquí no hay fantasmas! ─ le animó Tanausú ¬─ ¡Lo construyó el ingeniero Torriani, para defendernos de los piratas!

Al entrar se dieron cuenta que habían atravesado el túnel del tiempo y regresado al pasado. La fortaleza estaba llena de jóvenes y adultos campesinos que iban de un lado a otro nerviosos. Era un día de calima, una cortina de polvo africano lo tapaba todo, apenas se veía más allá de unos pocos metros. A pesar de ello, observaron varias sombras, que los habitantes de Titeroygatra sospechaban que serían barcos piratas. ¿Podrían ser los terribles piratas ingleses o franceses como John Hawkins, Drake, Blake, François Le Clerc… o los no menos feroces piratas berberiscos? Los navíos se acercaban muy lentamente, las milicias canarias estaban preparadas, cada uno estaba en su puesto. La mayoría ocupaban la parte alta, junto a los viejos cañones. Nuestros amigos se quedaron parados en el medio del patio, un poco sorprendidos ante aquella situación imprevista.

¬─ ¡Venga muchachos, todos tienen que ayudar! ¡Ustedes se encargaran de traernos baldes de agua! ─ les dijo el jefe del destacamento como si los conociera de toda la vida.

Se pusieron a llenar agua en un pozo que se hallaba en el centro del patio. Tibicín, se dedicaba a ladrar e incordiar a los defensores. Timanfaya saltaba de un lado a otro animándolos con sus acrobacias.

─ ¡Están a unos cien metros! ─ señaló muy bajito el vigía, que se encargaba de estar atento a los movimientos de los barcos enemigos.

No sabían aún de quiénes se trataba. Ahora todos permanecían silenciosos. Seguro que los piratas pretendían aprovechar la calima para coger por sorpresa a los lanzaroteños, sin saber que éstos les esperaban alertados. Avanzaban con una lentitud exasperante.

─ ¡A cincuenta metros!─ señaló ahora el vigía marcando los números nuevamente con los dedos de la mano, para no hacer ruido y no ser descubiertos por los atacantes.

Todos estaban tensos al lado de los cañones o con viejos arcabuces y diversos objetos agrícolas (palos, hoces, guadañas, horquetas…) que pretendían utilizar en el cuerpo a cuerpo. Nuestros pandilleros tenían los recipientes llenos preparados y en silencio esperaban el inminente desenlace.

─ ¿Dónde está Rubén? ─ preguntó Tanausú, que hacía rato que no lo veía.

LOS ESCRITORES LUIS LEÓN BARRETO Y ROSARIO VALCÁRCEL EN BICÁCARO CULTURAL





Los escritores canarios Luis León Barreto y Rosario Valcárcel en el programa Bicácaro Cultural de RADIO GUINIGUADA.

Realizamos una entrevista y encuentro con la que la escritora Rasario Valcárcel presentó su libro "Sexo, corazón y vida" en colaboración con su esposo e importante escritor canario autor entre otras de las obras: "Las espirititas de Telde" "El crimen del contenedor"


lunes, diciembre 20, 2010

EXTRAÑOS DRAGONES DE TIMANFAYA

Aquí les ofrezco el comienzo de mi libro dirigido a niños, jóvenes y de cualquier edad titulado "Extaños dragones de Timanfaya"


ENIGMÁTICOS MAHIOS

El Puerto de Las Luces parece estar dormido sobre sus aguas negras en las que bailan ya las farolas mortecinas de la ciudad dormida. Son las once de la noche y llegan apresurados los padres y abuelos de Yanira. Ello a pesar de que aún falta más de una hora para que zarpe el Volcán de Timanfaya. Al poco lo hacen las familias de Rita y Rubén en un todoterreno grande. Esta vez los familiares de Tanausú arribaron los últimos.

Mientras aguardaban, la oscuridad de las aguas del puerto se les llenaba de fantasmas. Para espantar sus miedos, se dispusieron a comentar las aventuras que es- peraban disfrutar en la Isla de los Volcanes, la Titeroy- gatra de lo primeros canarios.

─ ¡He oído decir que existen dragones que se alimentan del fuego que sale del interior de la tierra!─ empezó Yanira.

─ ¡Se cuenta que ha habido volcanes expulsando lava durante años! ─ exclamó Rita entusiasmada.

─ ¡Mi abuelo me dijo que alguien le contó que en la isla había dinosaurios!─ exclamó con cierto miedillo Rubén.

¬─ ¡Ah, no seas exagerado! ─ le contestó Tanausú, para estimularlo un poco ─ ¡Existen también otras cosas lindas! ¡Los Jameos, donde viven unos grandes cangrejos extrañísimos! ¡La misteriosa Cueva de los miles de verdes! ¡El minúsculo y fabuloso Archipiélago Chinijo! ¡Todos los originalísimos y bellos monumentos que creó nuestro artista lanzaroteño César Manrique!... –detalló enteradísimo, casi como siempre.

Habría que recordar una vez más que los cuatro miembros de nuestra Pandilla Jeribilla, que protagonizan todas las aventuras son: Yanira, personaje principal, el alma de la pandilla, que es creativa y sensible; Rubén, es un poco miedica, muy dependiente, pero muy cariñoso y competitivo; su prima Rita, a la que a veces le apodamos Saltaperico, porque resulta muy inquieta y entusiasta y por último Tanausú es el artista, el instruido al que a veces le desquician los excesivos miedos de su amigo Rubén.

Entretanto, los padres de nuestros pandilleros sacaron la tarjeta de embarque y fueron subiendo al barco con el coche. Los abuelos y sus nietos pandilleros subieron por la pasarela.

─ ¡Venga Rubén, no te quedes retrasado!

Se encontraba extasiado, pues sus ojillos saltones se le iban hacia una chica de su edad que subía con un perro en una cajita de colores. Llevaba a Tibicín, el can inseparable que les acompañó en las aventuras de la isla de La Palma.

─ ¡Ya voy abuela, es que estaba mirando ese perro tan bonito que lleva la niña! ─ disimuló mientras se quedaba un poco colorado.

Una vez en el barco, que era muy moderno con cómodos sillones para descansar, siguieron largo rato imaginando lo que iban a encontrar en la isla. Pensaban acampar en la zona próxima a la Playa de los Loros. Mientras, se fueron quedando dormidos. Ya de madrugada Rubén se despertó sobresaltado.

─ ¡Eh, por encima de mí pasó algo, tiene que ser un fantasma! ─ gritó asustado.

─ ¡Otra vez con tus imaginaciones! ¡Es que nunca se te van a quitar tus dichosos miedos!─ se despertó enfadado Tanausú.

─ ¿Qué pasa? ¿Qué pasa?─ se incorporó muy sorprendida Yanira.

─ ¡Nada, sigue durmiendo, Rubén que está otra vez con sus inventos! ¬¬─ le contestó Rita, que ya se había incorporado.

─ ¡No son inventos, es verdad, me pasó por encima de la cara!...

jueves, diciembre 02, 2010

MAGUAS POR AQUELLAS NAVIDADES MÁGICAS
















MAGUAS DE NAVIDADES DE INFANCIA

“Maguas por aquellas navidades mágicas,
por aquel mundo fantástico de la infancia”.
Nostalgias por los belenes inventados
con nuestras manos de la tierra blanda
con la que dábamos vida a personajes
de lavanderas, niños, pastores, animales…
Mientras, nuestras plantas canarias:
veroles, tabaibas, musgos y piedras…
con sus singulares y sencillas siluetas:
dibujaban paisajes de ensueño.

“Maguas por aquellas navidades mágicas,
por aquel mundo fantástico de la infancia”.
Nostalgias por los humildes regalos
que nos traían sobre sus jorobas
aquellos gigantescos camellos
de nuestras fértiles fantasías
alimentados con las mejores
hierbas salpicadas de ilusión.

Las de ahora, pintarrajeadas
con luces de mil y un colores.
Adornadas con la propaganda
y el consumismo insaciable,
vacío, hueco, difuso, pobre…
“¡Maguas por aquellas navidades mágicas,
por aquel mundo fantástico de la infancia!”


FÉLIX MARTÍN ARENCIBIA “NAVIDADES -2010”