BANDERA CANARIA BAJO EL MAR

Loading...

sábado, abril 23, 2011

¿GOFIO TRANSGENICO?, NO, GRACIAS.

¿Gofio transgénico? ¡No, gracias!


Félix M. Arencibia

¡Qué pena! La mayoría de nuestro gofito canario está confeccionado con millo transgénico. Sí, ese que está prohibido cultivar en nueve países europeos: Alemania, Francia, Austria, Grecia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Irlanda y recientemente Bulgaria. En España se sigue cultivando unas 70.000 ha de dicho maíz transgénico (MON810). Ecologistas en Acción, junto a la Plataforma Rural, han coeditado un informe actualizado llamado “Buenas razones para retirar el maíz MON810 cultivado en España”.

En él nos informa de las evidencias científicas de los peligros para el medio ambiente, la economía agraria y la salud de las personas que representa dicho transgénico. Las distintas opciones políticas tienen en sus manos la solución a este serio problema...



Para continuar leyendo el artículo en esta direcciones y las de los otros digitales que están a la derecha:




lunes, abril 11, 2011

EDICIÓN DEL LIBRO "VUELOS SOBRE LAS ISLAS" DE LA COLECCIÓN "LAS AVENTURAS DE LA PANDILLA JERIBILLA"

Se editado mi último libro de literatura infantil y juvenil titulado  "Vuelos de palmeras" de la COLECCIÓN DE AVENTURAS DE LA PENDILLA JERIBILLA.
Se trata de una serie de aventuras fantásticas de la Pandilla Jeribilla por las islas atlánticas de Tamarán y Achinet.

Algunas de las ilustraciones interiores son estas y también un pequeño retazo del libro:

DESAPARICIÓN EN LA CHARCA

Una vez que han llegado a su destino instalan sus tiendas entre las palmeras. Enseguida salen hacia la tan esperada Charca. Un mundo sorprendente se presenta ante ellos en tan poco espacio. Al bajar por el pequeño muro de piedra se encuentran al señor Lagartizón Azulón que intenta esconderse como hacía siempre que venían seres humanos, pues les habían hecho daño.

─ ¡No te escondas, somos nosotros, los de la Pandilla Jeribilla! ─ le dijo Tanausú, pues ya lo conocían de anteriores visitas.
─ ¡Ah, son ustedes, disculpen, pensaba que eran algunos de esos gamberrillos que me tiran piedras o esos ruines extraños que se llevan nuestras crías!─ les respondió con voz tranquila, un lagarto gigantón que tenía unos tonos azules con un fondo gris...