BANDERA CANARIA BAJO EL MAR

Loading...

jueves, enero 22, 2015

LAS PAZ SON DOS NUEVOS ENAMORADOS...


Amigos-as les añadimos el poema dedicado a celebrar la paz. A LA PAZ SÍ ES...


LA PAZ ES...

La paz es un capirote o una jornera
posadas pispiretas sobre una rama.
Es una gota de agua colgando llorosa,
abrazándose mimosa a un pétalo lila.
Es una violeta del Teide,
una margarita amarilla, un verol,
un pastel de risco embelesado.
Es un cono volcánico, un roque
y un cristalino cielo

  Es el arrorró de pinar
arregostado al silencio
del espíritu de nuestros
valientes antepasados.
Es la palma meciéndose,
con su melena danzando
al viento a ritmo de folía.

La paz es un mar reposando calmoso,
una gaviota dibujada en el horizonte,
una puesta de sol petrificada imperecedera
con el inhiesto Teide sosteniéndola.
Es el amor morosito madre-hijo,
o el silencioso y arisco del padre
quemándose en mudo volcán interior.

La paz son dos nuevos enamorados
besándose ingenuos entre los bancos
de un parque con jardines regados
con promesas de amores eternos.
¡Es un grupo de saltarines chiquillos
jugando un rebumbio a la pelota!


Félix Martín Arencibia

LA PAZ NO ES LA ESCLAVITUD DEL PARO...


Les dedicamos unos versos a la celebración
de la paz. A continuación pondré otra en
la que se insinúa lo que sí es la paz.


LA PAZ NO ES...

La paz no es el jilorio del hambre
apagando para siempre
la vida del niño 
calavérico.

No es la esclavitud del paro
ahogando al ser humano
en la cloaca de la miseria
en medio de una sociedad
atestada de objetos
de consumo.
No es la total ausencia de huelgas
ante el chantaje de los explotadores
y de las poderosas multinacionales.

No es el silencio de la opresión
y la indignidad aplastados
por la lustrosa bota
del dictador.

La paz no es el llanto ahogado
de la desmembrada familia
ante el hijo que engulle la droga
engordando a funcionarios,
traficantes y hasta respetados
políticos y onerosos
banqueros.


Félix Martín Arencibia  

domingo, enero 18, 2015

A NUESTRA HIJA GUAYEDRA

Amigos-as les dejo este poema dedicado a la familia:
A NUESTRA HIJA GUAYEDRA


Que los roques
de nuestras Cumbres
Te sigan guiando.
El rojo atardecer
te fortalezca.
Que el azul
de nuestros cielos
eleve tu emoción.
Que el tul de la calima
no siembre desesperación
sobre tu espíritu.
  
¡Eso, es lo que espero
Y te puedo desear!
Pero quizás los tengas claro
que no todo es coser y cantar.
¡Así te enseñaron tus abuelos!

UN ABRAZO
Y MUCHA SALUD.


TU PADRE:

Félix Martín Arencibia

A NUESTRA HIJA FAYNA

Amigos-as les dejo unos poemas dedicados a la familiz:
A NUESTRA HIJA FAYNA

Querida Fayna
Que el sol ilumine
el camino de tu vida.
La variedad de verdes
de la Naturaleza
Serene tu alma
y encuentres el sosiego.
Que la brillante mañana
aleje los fantasmas
de la noche, del miedo
y de la tristeza.

 Que el amor,
cual girasol encendido,
alumbre las sombras
de tu recorrido vital.
¡Al menos todo eso
te lo deseo,
pero la vida,
como sabes,
decían los mayores,
no es siempre
un camino de rosas!

CON CARIÑO

TU PADRE

Félix Martín Arencibia

A MI MARÍA COMPAÑERA DE TRAVESÍA

Amigos-as les dejo este poema dedicado a la familia

A MI MARÍA,
COMPAÑERA DE TRAVESÍA



Espero que sigas iluminando
nuestra un tanto azarosa vida
con tu sol tal vez mañanero.
Sigas serenando mi alma
como lo hace la tierna hierba.
Sí, que nos prosigamos queriendo
y continuemos acompañándonos
Por los cielos de nuestras islas.
En este viaje hacia las estrellas
de nuestra esperada vejez. 
¡Eso es lo que quiero
Para nosotros, 
amiga de travesía!

Sin embargo,
tú lo sabes compañera,
hay rosas y espinas,
¡lo decían nuestros viejos!

CON CARIÑO
TU COMPAÑERO
DE VIAJE:´

Félix Martín Arencibia


SÍ EXISTE DONDE ENCONTRAR FONDOS PARA LA HEPATITIS



SÍ HAY DINERO PARA LOS ENFERMOS DE HAPATITIS Y…

Félix M. Arencibia
En el hospital se encontraron el enfermo Hepaticus y un gobernante del “Capitalisto Salvajus”. Hablaban entre ellos:
–Tu vida vale poco, Hepaticus.
–Pues, yo tengo ilusión por seguir viviendo.
–Pero no  hay dinero para ti.
–Sí que lo hay Capitalisto Salvajus, búscalo en: bancos rescatados, corrupciones, senados y diputaciones inútiles, aeropuertos fantasmas y carreteras de asfalto prescindibles que destruyen el medio ambiente…
Claro que Hepaticus y Capitalisto sabían que la circunvalación de Las Palmas de G.C.,   igual que otras muchas del archipiélago y de la península, había costado cientos e incluso miles de millones. El enfermo pensó que muchas de ellas son un lujo cuando hay problemas tan fundamentales, como la miseria, la justicia, la educación y sobre todo la salud. Así, la citada circunvalación, se presupuestó con algo más de doscientos millones de euros por año. Eso, hasta el 2015 que era cuando se pensaba terminar. Todavía, a pesar de la crisis, se ha aportado, por parte del gobierno estatal, en estos últimos presupuestos más de 122 millones de euros para carreteras en Canarias. Vías que destruyen nuestro medio ambiente, con tanto cemento y asfalto. Además estas macro obras apenas producen puestos de trabajo, casi todas se realizan a base de grandes maquinarias.
Un ejemplo que le parece escandaloso, y seguramente lo será, es el puente que une el Lomo de San Pedro de Arucas y el Lomo de Tenoya. Es una obra faraónica impresionante con cientos de metros y la enorme altura que alcanza.  ¿Qué tiempo puede ahorrar para llegar desde Arucas a la capital? ¡Cinco o diez minutos, no más!, piensa Hepaticus. ¿Su coste? Millones de euros. ¿Y después dicen que no hay dinero?, siente con rabia. Estos dispendios no se pueden permitir cuando está la vida de las personas en juego. Lo primero es lo primero, como decían los viejos: viviendas dignas para las personas, lucha contra la miseria y la explotación esclavista, medios para la justicia, educación, sanidad…
Hepaticus seguía maquinando. Existen otros gastos como los del senado compuesto por 259 senadores. Nada más y nada menos, y que no tienen una labor efectiva, se podría prescindir de ellos. A una media de gastos de 1,3 m millones de euros al mes, saldrían unos 64 millones en cuatro años de legislatura. Añadamos otros gastos improductivos, estériles como esos aeropuertos que no apenas pasajeros, construcción de vías de trenes AVE costosísimos que luego no resultan rentables, las corruptelas... ¡Sobra dinero, muchos millones, se dijo Hepaticus! La codicia, la insensibilidad y la falta de humanidad dominan la vida pública, pensó con tristeza. Estaba en estos pensamientos cuando oyó decir a Capitalisto Salvajus:
–No te vamos a dar dinero, repito, pues tu vida vale poquito.
– ¿Quién dijo eso? ¡Mi vida no vale menos que la tuya, parásito insensible!
 Hepaticus mantuvo su ilusión. La medicina del “salvami” me ayudará, pensaba.
la frase que rescató nuestro poeta Pedro García Cabrera del saber popular:
“A la mar fui por naranjas / cosa que la mar no tiene. /Metí la mano en el agua. / La esperanza me mantiene”.

LEER EN OTROS LINK DE DIGITALES. ESTÁN A LA DERECHA